0

Una tarde entre ovillos de lana

Tenía muchas ganas de encontrar un huequito para poder enseñar esta sesión corporativa que hicimos con las chicas de Poleomenta Tejiendo . Ellas crean cosas maravillosas con sus manos y cientos de ovillos de lana, y nos pidieron unas fotos corporativas, que pudieran utilizar en su blog como foto de perfil. Así es como empezó, todo, y lo que en principio eran unas cuantas fotos de perfil, se convirtió en una tarde súper divertida de fotos y risas. Trabajar con ellas fué un placer, como lo es siempre encontrar gente con ganas de hacer cosas bonitas y de dar rienda suelta a la imaginación.

01lovemetenderphoto 02blovemetenderphoto 03lovemetenderphoto 04lovemetenderphoto 05lovemetenderphoto 06lovemetenderphoto 07lovemetenderphoto 08lovemetenderphoto 09lovemetenderphoto 10lovemetenderphoto 11lovemetenderphoto 12lovemetenderphoto 13lovemetenderphoto 14lovemetenderphoto 15lovemetenderphoto 16lovemetenderphoto 17lovemetenderphoto 18lovemetenderphoto 19lovemetenderphoto 20lovemetenderphoto 21lovemetenderphoto 22lovemetenderphoto 23lovemetenderphoto 24lovemetenderphoto 25lovemetenderphoto 26lovemetenderphoto 27lovemetenderphoto 28lovemetenderphoto 29lovemetenderphoto

0

Somos Primavera

Hace una semana tuve la suerte de participar en el meeting para mamás y niños Somos Primavera. Organizado por La Alcoba de Blanca, el encuentro permitió a las mamis disfrutar de una creativa clase de arreglos florales, impartida por nuestra querida Carmen, de El jardín de mamá Ana. Ella es la mejor maestra que se puede tener cuando hablamos de decoración y de flores!! Y mientras las mamás desarrollaban su creatividad elaborando centros y coronitas, los niños lo pasaban en grande jugando y coloreando al otro lado del espacio.

Como buena golosa, uno de mis momentos favoritos fue el almuerzo, que preparó Alicia, de Alicia bakes for you: una verdadera crack, si tenemos en cuenta que todos los dulces que preparó volaron en cuestión de media hora🙂

El espacio que veis en las fotos es Dewall: un lugar perfecto para la celebración de eventos, con una luz preciosa, un trocito de historia de Valencia en sus muros, y en el que además, nos trataron genial.

Aquí os dejamos con una muestra de las fotos que hice aquella mañana, esperamos que os gusten!

1lovemetenderphoto2lovemetenderphoto3blovemetenderphoto3lovemetenderphoto4lovemetenderphoto5lovemetenderphoto8lovemetenderphoto9lovemetenderphoto10lovemetenderphoto11lovemetenderphoto12lovemetenderphoto14lovemetenderphoto15lovemetenderphoto16lovemetenderphoto17lovemetenderphoto18lovemetenderphoto19lovemetenderphoto20lovemetenderphoto21lovemetenderphoto22lovemetenderphoto23lovemetenderphoto24lovemetenderphoto25lovemetenderphoto26lovemetenderphoto27lovemetenderphoto28lovemetenderphoto29lovemetenderphoto30lovemetenderphoto31lovemetenderphoto32lovemetenderhoto33lovemetenderhoto34lovemetenderphoto

2

A veces los sueños… se cumplen!

Imaginad que un día conocéis a vuestro ídolo. Esa persona cuyo trabajo contribuyó a hacer que vosotros os decantarais por cierta profesión, que os ha inspirado durante toda vuestra carrera y en la que os fijáis antes de empezar cualquier proyecto. Sería un sueño hecho realidad, ¿verdad?

Hace cosa de un mes participamos en BodaF, un congreso de fotógrafos de boda que se celebró en Madrid. La formación/inspiración es súper importante cuando te dedicas a la fotografía: no puedes dormirte nunca en los laureles, ya que las cosas cambian muy rápido, y tienes que estar continuamente conociendo qué se hace, cómo se hace, y quién lo hace.

No queremos aburriros con demasiados detalles sobre las ponencias a las que asistimos, y cómo se desarrollaron aquellos días (podríamos estar horas!!). La cuestión es que uno de los ponentes de aquel congreso era el grandísimo Jonathan Canlas. Sí, ese MAESTRO que a nosotros nos inspira tanto, del que os acabo de hablar. Venía de la mano de uno de los patrocinadores del evento, Carmencita Film Lab , ya que él ha desarrollado toda su carrera fotográfica disparando en película (sí, película, como los fotógrafos de toda la vida).

Repasando mentalmente aquellos días, hemos sacado la conclusión de que es un fotógrafo increíble: es el mejor, y sin embargo, es un libro abierto, dispuesto a ayudar a todo el que le pregunte. Para que os hagáis una idea, en el campo de la fotografía nupcial, ha llegado a lo más alto que se puede llegar. Es un referente para miles de fotógrafos en todo el mundo, que siguen al dedillo sus técnicas, y ha sido uno de los principales impulsores de la vuelta a la película fotográfica. Para aquellos que no estáis muy metidos en el mundo de la imagen, todo esto puede sonar a chino, pero cuando se trata de fotografía, sólo tenéis que entrar a su web, y ver su trabajo para entender lo que os contamos.

Pues bien, ahora añadid a todo esto el hecho de que nosotros (Buenaven y Gema), somos pareja. Una pareja de fotógrafos. Y desde que empezamos en esto de las fotos de boda, siempre hemos tenido muy claro quién sería el fotógrafo del mundo que más nos gustaría que nos hiciera fotos de pareja. Él es el fotógrafo cuya web mirábamos antes de irnos a nuestras primeras bodas, para inspirarnos, y nuestra fotografía está directamente inspirada en su estilo ^___^ .

Y tooodo esto es para explicar que, como os comentaba, a veces los sueños se cumplen. No sabemos cómo, al final de nuestro viaje a Madrid… voilà! Jon nos hizo unas cuantas fotos de pareja, que hoy, y sin que sirva de precedente (porque nuestro papel es el de estar detrás de la cámara), nos hace muchísima ilusión enseñaros.

Fue toda una experiencia ponernos delante de la cámara, y vivir en primera persona algo que todas nuestras parejas viven cuando nosotros mismos les fotografiamos. En definitiva, toda una inyección de energía, que nos hemos traído para casa, para inspirarnos ahora que empezamos nueva temporada.

01blovemetenderphoto02lovemetenderphoto04lovemetenderphoto03lovemetenderphoto

 

 

 

0

Nuestra editorial en Belle & Chic

Por fin ha llegado el día!!

Hoy el maravilloso blog de bodas mediterráneas Belle & Chic publica la editorial que disparamos en el Garbí con los vestidos de Otaduy e Isabel Zapardiez, los tocados de Suma Cruz y las flores de El Jardín de Mamá Ana (nuestra floristería favorita de Valencia y del mundo entero).

Estamos súper contentos, porque creemos que las fotos reflejan nuestro estilo al 100%, y para redondearlo todo y como colofón, también podéis ver el vídeo que los amigos de Wedding Victim realizaron, hablando sobre el proceso fotográfico.

Como pequeño detalle, todas las fotos que podéis ver en la editorial se dispararon en película ^__^

http://belleandchic.com/spain-bridal-editorial-from-love-me-tender-photo/

Imagen

0

Neus y Raúl: una sesión donde el género del retrato cobra toda su importancia

Nos encantan las sesiones pre-boda, y esto es algo que no podemos ni queremos evitar. Para nosotros, una sesión pre-boda, es una oportunidad única para conocer a la pareja antes de retratar un día tan importante para ellos como el de su enlace. Saber qué les gusta, qué les da vergüenza, qué les hace reír, ver cómo se miran, e intuir cómo se sienten frente a la cámara.

Fotográficamente hablando, en la boda todo se desarrolla de un modo muy fluido, y nosotros ‘vamos haciendo’ conforme los acontecimientos suceden. Sin embardo, en una sesión de pareja, no hay nada más que ellos y nosotros: nos dedicamos a retratarles, sin poder ‘camuflarnos’ detrás del devenir de las cosas, por eso es tan importante que la cosa fluya, para que la pareja se vea en las fotos lo más natural y lo menos forzada posible.

Este tipo de sesiones, además, nos permite desarrollar uno de esos géneros de la fotografía que nos encanta, y que, por qué no decirlo, ha sido bastante denostado por las últimas corrientes fotográficas de boda: el retrato. A veces parece que si haces retratos no ‘estás a la última’ en lo que a fotografía nupcial se refiere. A nosotros nos gusta tener un toque fresco, siempre estamos reciclándonos, ojeando nuevas tendencias, para poder aplicar todo eso a las fotos. Pero no perdemos de vista que lo importante es retratar a la pareja, tal y como es, para que dentro de 20 años, cuando miren las fotos de ese día, puedan ver cómo eran ellos justo antes de casarse. Las primeras fotografías de boda de nuestros abuelos eran retratos, y sabemos que un retrato bien hecho nunca pasará de moda. Por eso, dentro del género documental y más ‘periodístico’ que profesamos, siempre realizamos retratos tanto de los novios como de los invitados: es una marca de la casa, y queremos que esto no cambie nunca.

La sesión de Neus y Raúl es el mejor ejemplo de ello: una pareja adorable, con la que pasamos una tarde divertidísima por el centro de Valencia. Ellos, como la mayoría de nuestros novios, no estaban acostumbrados a ponerse delante de una cámara, por eso sus fotos son así de espontáneas: nadie nace sabiendo posar! No podemos estar más contentos con los resultados, porque se les ve tal y como son, y su complicidad traspasa la cámara. Tenemos mil ganas de que llegue su boda para acompañarles en un día tan importante para ellos.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

2

Paloma y Luis, la pre-boda

Paloma y Luis son una de esas parejas que tanto nos gusta: de las que dan una gran importancia a la fotografía en el día de su boda. Vinieron a conocernos con mucha antelación, más de un año antes de la fecha. Si la memoria no me falla, antes incluso de saber qué día se casarían!! Querían que los fotógrafos de su boda fueran los que ellos habían elegido, y no verse limitados por cuestiones de fechas y disponibilidades, por eso lo primero que buscaron fue a los fotógrafos, y eso nos pareció algo taaan bonito. El día que nos visitaron en la oficina ya nos encandilaron con todas las ideas que ya tenían en mente, y las ganas que tenían de hacer de ese día un día especial y diferente. Nos contagiaron su ilusión, y estamos deseando que llegue la fecha para acompañarles y fotografiar todo lo que pase! Ahora ya sí que no queda nada!!

Ellos querían calentar motores antes de la boda, saber cómo es eso de que te hagan fotos mientras estás con tu pareja sin morir de la vergüenza, y decidieron hacerse una sesión pre-boda bien completita: merienda en un apartamento familiar lleno de motivos marineros, y paseo por la playa del Mareny Blau, su paraíso particular. Estas son las fotos que les hicimos, al final no murieron de la vergüenza, y creemos que lo pasaron bastante bien por sus sonrisas y por lo a gusto que se les ve en las fotos.

Seguimos tachando días del calendario para vuestra boda, chicos🙂

 

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

0

Dani y Belén

Belén y Dani eran viejos conocidos nuestros cuando fuimos a hacer las fotos de su boda. Ya habíamos disfrutado como locos en la boda de su hermana Ana, y sabíamos que la de Belén no nos decepcionaría: las familias de ambos nos trataron tan bien que nos sentimos totalmente integrados en la celebración. Sentirse a gusto cuando estás fotografiando una boda es muy importante, y siempre se nota en el resultado final, sobretodo cuando la boda es tan íntima como lo fue la de Dani y Belén. Ellos eligieron celebrar su día rodeados de las 25 personas más importantes en sus vidas, pero no por ello se privaron de nada. Decoraron con muchísimo mimo el salón, ofrecieron regalos personalizados a cada uno de sus invitados, y a nosotros nos trataron como a dos invitados más🙂
Si indagáis un poco en nuestras redes sociales, tanto la web como Facebook, podréis comprobar cómo esta familia es nuestra debilidad, y es que nos eligen siempre que tienen algún evento importante, y eso nos hace sentir verdaderamente especiales. Crecer como fotógrafos junto a clientes así es lo mejor que nos ha podido pasar.

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen